dilluns, 22 de setembre de 2014

Nunca hay que perderse en el camino de amar alguien

“No puedo decir nada, nada me pude parecer mal, no puedo quejarme, no puedo pedir, no puedo decir a grita voz mis necesidades, no puedo…No puedo porque si no todo se acaba, todo se va a la mierda, todo se pierde. Aunque nos duela, aun con lagrimas en los ojos, pese al amor que hay…cada uno quiere una cosa, cada uno busca algo diferente, cada uno lo vive de de una manera, cada uno quiere diferente.” 


Analizo esto que acabo de escribir, esto que me acaba de salir de lo más adentro de mi. Pienso, lo miro quizás desde el punto de fuera. Cierto es, cada persona busca algo, cada persona necesita algo, cada persona quiere de una manera que solo ella sabe. Nadie es igual, nadie siente lo mismo, nadie busca y necesita lo mismo, o si no lo mismo lo mismo en la igual cantidad. Yo quiero A pero tu quieres A más un plus o al revés. da igual, la cuestión es complementar las dos formas de necesitar y de querer, hacer que al fin las dos funciones, que la formula de resultado, aunque cada uno sea un elemento diferente. Creo que ese es el secreto del amor, esta bien amar de forma apasionada, sin límites, pero nunca te olvides de ti, de lo que buscas y lo que quieres, al igual que no te olvides de lo que el otro busca y necesita para poder amar. Si intentamos entender y amoldar a lo que el otro busca, o mejor aún, buscar la manera de que tanto mi amor como el de la otra persona estén complementados y puedan caminar juntos, de esta manera las relaciones en pareja funcionarán. Porque nadie vive la relación de la misma forma y nadie siente de la misma forma, por eso creo importante el conocer y saber cómo es uno y qué es lo que busca y a raíz de eso buscar las millones de salidas que hay para que el amor tenga éxito, para que dure, para ser feliz junto a la otra persona.


Las cosas no van a ser siempre como nosotros queramos, no van a salir siempre de la forma que soñamos, por eso hemos de saber que el amor va más allá de una bonita historia de película donde todo es perfecto. El amor es conocer, es aguantar, es ayudar, es cuidar, es respetar, es comprender, es atender, es sinceridad, es comprensión, pero antes de esto hay que conocerse a uno mismo, quererse, respetarse, preguntarse, arriesgar con la otra persona, superar, llorar, y buscar la vía que da la vida a ese amor, a esa pasión.

El amor no son fuego artificiales, donde todo el rato hay armonía, alegría, felicidad, donde todo el tiempo todo es perfecto, no. El amor son pequeñas brasas que calientan, poco, muy poco, pero que día a día hay que cultivar, hay que cuidar para que no se fundan, para que no desaparezcan. El amor se cuida ante todo, no es perfecto, existen momentos horribles, momentos que no son como te enseñaron en las películas, pero eso es el amor real, el de la vida real. Así que no soñemos con un amor fantástico de película, con el amor eterno que daría la vida por nosotros, no, hagamos que el amor sea real, que haga sacarnos de nuestras casillas, que nos haga pensar como superar los problemas, que nos cuida y nos protege en los peores momentos, que nos haga sonreír en ocasiones y sobretodo que no nos haga depender de él, hagamos un amor libre, sin ataduras ni presiones.



Amar dicen que es sufrir, amando se sufre pero nunca dejes que amar te haga perderte y dejar de ser tu, el verdadero amor es aquel que pese a todo y sobretodo las cosas te hace ser tu ante todo, incluso ante la persona a la quemas. Queramos de forma real, de forma sana y de forma que nos enseñe.

diumenge, 21 de setembre de 2014

Pigmalió

Hui toca parlar sobre l'obra Pigmalió de l'autor George Bernard Shaw. Aquesta obra basada en el relat de Ovidio Pigmalión. Shaw pretén mostrar al públic el problema que tenia la llengua anglesa en aquella època , i amb l'obra de caràcter didàctic però no aburrida cambia els esquemes de la fonètica anglesa d'aquella època.
L'obra esta inspirats al  mite de Pigmalión , una figura legendaria de Chipre. Pigmalió fou segons la mitologia grega un rei de Xipre que a més de ser sacerdot, era també un magnífic escultor. La seva obra superava en habilitat fins i tot la de Dèdal, el cèlebre constructor del Laberint.
Es va destacar sempre per la seva bondat i saviesa a l'hora de governar. Segons explica Ovidi a Les Metamorfosis, Pigmalió havia buscat una esposa la bellesa de la qual correspongués amb la seva idea de la dona perfecta. A la fi va decidir que no es casaria i dedicaria tot el seu temps i l'amor que sentia dins seu a la creació de les estàtues més boniques.
 Així, va realitzar l'estàtua d'una jove, a la qual va anomenar Galatea, tan perfecta i tan bonica que es va enamorar d'ella perdudament. Va somiar que l'estàtua cobrava vida. Quan va despertar en lloc de l'estàtua es trobava Afrodita, que li va dir "Mereixes la felicitat, una felicitat que tu mateix has plasmat. Aquí tens la reina que has buscat. Estima-la i defensa-la del mal". D'aquesta forma Galatea es va transformar en una dona real.
Bernard Shaw es va inspirar en aquesta història per a escriure la seva gran obra amb un to de feminisme.

 A partir d'aquest mite no únicament s'han escrit obres si no a mès en psicologia es coneix com a efecte Pigmalió el fet de com les creences que té una persona poden influir al rendiment d'una altra persona o de si mateix.

I bé açò es tot per hui, una breu explicació sobre l'obra i el seu significat.

Bona tarda!